El perro es el mejor amigo del hombre hasta que se come sus cosas y destroza su casa y es que no hay peor cosa que un perro mal educado que disfruta rompiendo y mordiendo todo a su paso, se hace pipi y popo por todos lados, no hace caso y muchas veces se convierte incluso en un peligro con patas y cola.

Todas estas acciones son consecuencia de un cachorro mal atendido, al que nunca se le entreno o adiestro y creció sin límites y sin reglas y muchas veces esas mismas acciones son las razones por las cuales los perros son abandonados, porque cuando el cachorrito deja de ser un bello bebé peludo para convertirse en un adolescente destructor  o un adulto desafiante, los dueños pierden la cabeza y prefieren deshacerse de ellos.

Los perros son animales inteligentes pero no autodidactas, es decir, no van a aprender a hacer absolutamente nada si nosotros no se los enseñamos y claro esto implica un compromiso con el peludo y una constancia al menos el primer año, en lo que aprende que sí y que no debe de hacer.

Existen muchas manera de adiestrar a un peludo canino, nadie tiene una verdad absoluta sobre cómo hacerlo ya que para que nuestro canino aprenda algo depende de la manera como lo enseñamos, el carácter de nuestro perro y el reforzamiento que le damos.

Básicamente todos los perros aprenden a base de repetición, por ello nosotros debemos ser constantes y no dejar pasar ni una sola vez tanto el castigo como el premio hasta que el perro lo haga a manera de hábito, es decir que prácticamente sea una reacción instintiva.

Algunos consejos que podemos darte son:

  1. Utiliza palabras cortas y firmes para dar instrucciones y acompáñalas con una seña o movimiento de mano.
    1. No des explicaciones, ellos no las entienden. Tan solo di “Abajo” para que se baje de los muebles como la cama, sillas o sillones. No le digas “bájate porfa que me ensucias el sillón” porque al comenzar a dar explicaciones podemos enredarnos con lo que decimos, cambiamos el tono de firmeza por un tono amigable y el perro no entiende su estuvo bien o mal y que es lo que debe corregir
    2. No repitas la orden inmediatamente si tu perro no te hizo caso. Deja pasar unos minutos para volver a dar la instrucción.
    3. Pide a todos los que convivan con tu peludo que utilicen las mismas palabras con el mismo tono que tú lo haces, de esta manera tu peludo obedecerá la instrucción aunque no seas tú quien la dé.
  2. Utiliza un target o clicker en el etapa de entrenamiento.
    1. Este aparato ayuda al canino a reaccionar ante su comportamiento.
    2. Le enseñas a tu peludo un truco nuevo o un comportamiento que debe de seguir y cuando lo haga bien haces sonar una vez el clicker acompañado de un premio.

      4

      Con el clicker podrás entrenar a través de sonidos a tu perro

  3. Utiliza premios de buena calidad que estén hechos con ingredientes naturales para que no provoquemos un aumento de peso en el peludo.
    1. Entrega un premio o un pedazo de premio cada vez que el perro realice bien la instrucción que le diste.
    2. El premio siempre debe de ir acompañado de una caricia o una palabra cálida que demuestre la felicitación y refuerce positivamente la conducta de tu peludo.
  4. Apóyate con productos creados para el adiestramiento,
    1. Puedes usar repelentes especiales para que dejen de morder muebles u objetos o para que no entren en alguna zona de la casa.
    2. Puedes apoyarte con tapates especiales de entrenamiento para enseñarle donde debe de hace pipi y popo.
  5. Se constante. Tu peludo aprenderá siempre y cuando reciba siempre las mismas indicaciones, reciba siempre los mismos premios o castigos y tú tengas la paciencia y la constancia para repetir todo el tiempo que sea necesario hasta que tu peludo entienda qué tiene que hacer y lo haga sin equivocaciones ni vacilaciones.

Al principio puede ser muy cansado y pesado pero la recompensa de tener a un peludo bien entrenado, que respeta tus cosas y que se comporta estés o no estés, créenos que vale la pena.

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios