Para poder entender a perros es necesario que aprendamos a entender su lenguaje corporal. Si bien, no hablan sí pueden darse a entender o comunicarnos que están sintiendo mediante la posición de su cuerpo y los movimientos que hacen con cola, orejas, hocico y patas. Si aprendemos cómo interpretar estas señales podemos anticiparnos a sus reacciones y corregir comportamientos indeseables o reforzar los favorables.

La posición que adquiere un perro cuando está dormido habla mucho de su sentir dentro de su círculo familiar, es decir, en su ambiente cotidiano, ya que su subconsciente es quien está controlando su cuerpo de una manera libre y sin condicionamientos.

A pierna suelta

Si tu perro duerme boca arriba con las patas al aire, la panza expuesta y la cabeza suelta dejando al descubierto el cuello significa que es un perro relajado y que confía en su ambiente por lo que no le preocupa mostrarse vulnerable.

De lado

Si tu perro duerme sobre uno de sus costados con las patas estriadas significa que siente lazos familiares fuertes y confía en “su manada” es decir, en ti y en tu familia.

Superhéroe volador

Si tu perro duerme sobre su panza con todas las patas extendidas y pareciera que solo le falta la capa para volar, eso quiere decir que tu perro esta relajado pero tomando energía para despertar y seguir jugando. Digamos que está en receso cargando pila.

Desmayado

Esta posición es muy parecida a la de patas sueltas pero aquí las patas esta relajadas, regularmente caídas sobre el cuerpo y es posible que tu perro este acalorado ya que tener la panza expuesta es una manera de refrescarse. Pero cuidado, si tiene las patas delanteras cruzadas una sobre otra es una señal de que no quiere ser molestado, así que no lo despiertes bruscamente.

Boca abajo

Si tu perro duerme acostado sobre su panza con las patas debajo de él o pegadas al cuerpo, es un perro tímido y temeroso que siente la necesidad de estar alerta en todo momento.

Zorro

Si tu perro duerme hecho bolita, con las patas debajo de él, con la cola envolviendo su cuerpo puede significar que tiene frío o que es un perro aprensivo y trata de controlar su ansiedad.

Espalda con espalda

Si a tu perro le gusta dormir pegando su espalda con la tuya o con otro perro está demostrando que confía 100% en “su manada” o en su dueño. Tómalo como un cumplido aunque no te deje moverte en las noches.

Ahora puedes conocer un poco de tu mascota, de cómo le fue en su día al observar como duerme. Para ayudarlo a tener un sueño reparador y que realmente descanse no olvides ejercitarlo, darle alimento balanceado y adecuado a su raza, tamaño y edad, tenerlo hidratado y lo más importante, debe de tener una cama o un espacio especialmente para él, aun cuando duerma en todos lados, aun cuando las noches las pase en tu cama, tu perro debe de tener un espacio especial para él, que sepa que es suyo y que puede ir ahí cuando lo requiera. Esto les da seguridad y confianza.

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios