De la misma manera como nos preocupamos por la salud de nuestros pequeños, así debemos preocuparnos por la salud de nuestros perros ¿Te has dado cuenta que las mamás de niños pequeños siempre buscan opciones naturales para sus hijos y recurren a medicamentos solo en caso realmente necesario?

Esto tiene una explicación muy lógica: el hígado, el encargado de procesar todos los químicos que entran a nuestro cuerpo, es un órgano delicado, por ello no debemos saturarlo con medicamentos y alimentos procesados.

El problema es que conforme crecemos, olvidamos la importancia de este órgano y damos por sentado su función, tomando de manera indiscriminada toda clase de medicamentos y esto puede hacer que nuestro hígado tenga problemas a futuro.

Esto no es diferente en nuestros peludos, de cachorros somos muy cuidadosos en lo que les damos de comer, pero conforme crecen vamos siendo más relajados y permisivos con los alimentos y menos quisquillosos con los medicamentos, haciendo que su hígado trabaje un poco más, sobre todo al tener que procesar alimentos de consumo humano y algunos medicamentos, que, aunque comunes, no dejan de ser químicos.

Por ello te recomendamos que antes de darle medicamentos o ciertos alimentos para tratar diferentes padecimientos o para consentirlos, busques opciones naturales que no le hagan daño.

Por ejemplo, las flores de Bach son unas gotas naturistas que se colocan en el agua y tratan casi cualquier tipo de padecimiento emocional como ansiedad, depresión, agresividad, intolerancia, frustración, cansancio, hiperactividad, miedos, etc.,

Como son esencias que se extraen de diferentes plantas no existe la posibilidad de una sobredosis, no daña el hígado y  tampoco se contrapone con las medicinas farmacológicas.

Alternativas naturales

Otra opción de tratamiento natural es el uso de aceites esenciales, que básicamente actúan igual que las flores de Bach pero su vía de administración puede variar, en algunos caso pueden ser tomados (mezclados con agua), untados (debes revolverlo con aceite de coco o de almendras dulces) o pueden ser respirados (puestos en un difusor).

Los más comunes son:

  • El aceite de lavanda para tranquilizar, puedes poner un par de gotas en el plato de agua de tu perro, puedes untar un poco de aceite atrás de las orejas o en lo cojinetes o ponerlo en difusor.
    También sirve untado como analgésico, cicatrizante, para pequeñas heridas o quemaduras, piquetes de moscos o irritaciones leves en la piel.
  • El aceite de menta ayuda a la digestión si lo pones en su agua (solo un par de gotas) o puede ser untado como antinflamatorio, antibacterial, energizante o para descongestionar las vías respiratorias.
  • La manzanilla se utiliza para reducir la ansiedad o los miedos y también es analgésico y antinflamatorio y ayuda a regenerar la piel.
  • El tea tree o te de árbol sirve para atacar los hongos, es antiviral, antibacterial y antinflamatorio, pero debemos de asegurarnos de que sea aceite puro o puede ser tóxico para nuestros perros.
  • El aceite de mandarina les ayuda a relajarse, combate la indigestión, la depresión y sirve para desintoxicar el hígado.

Los aceites esenciales ayudan en padecimientos emocionales y físicos, pero no son las únicas opciones.

Existen también medicamentos de herbolaria que se enfocan en una gran diversidad de plantas y raíces que contienen diferentes propiedades y pueden ayudar con padecimientos ocasionales o crónicos

El árnica es uno de los ingredientes favoritos de la medicina alternativa, ya que actúa como antinflamatorio muscular y de articulaciones y ayuda a los perros con problemas de artritis, reumas o problemas musculares como golpes o torceduras. Podemos encontrarla ya procesada en gotas para ponerla en el agua de nuestro peludo.

Otro producto muy popular en el uso perruno es la mezcla de ingredientes naturales para tratar problemas digestivos como la gastritis, el reflujo o la colitis ya que nuestros perros no discriminan a la hora de comer e ingieren todo lo que encuentren a su paso, lo que pude provocarles fuertes dolores o molestias.

Sea cual sea el camino que elijas para tratar, consentir y ayudar a tu perro, recuerda que la mejor medicina es el amor de su compañero humano y si tus nervios ya están destrozados porque nos sabías como ayudarlo, te invitamos a que tomen juntos uno de estos productos de la medicina alternativa

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios