Aquí te dejamos las 10 cosas que todo dueño primerizo de cachorros debe de saber antes de tener un nuevo pequeño en casa o prepararse para un cachorrito.

1. Va a ser más juguetón y destructor de pequeño
En los primeros meses, los cachorros empiezan a sacar sus dientes y es entonces cuando tu peludito probablemente va encontrar que tus sillas, calcetas y juguetes son los mejores apaciguadores de la molestia. Tienes que estar muy atento a que no se coma algo que le haga daño y no regañarlo por morder tus zapatos favoritos, recuerda no dejar tirado todo ahora.

2. Los cachorros necesitan dormir mucho
Entre más pequeños los cachorros necesitan dormir más. Si tu cachorro está acostumbrado a dormir con otros, probablemente va a llorar las primeras noches solito. Además de que irán al baño repentinamente en la noche, así que hay que estar atento a ellos.

3. Necesitan comida especial
Los cachorros no pueden comer las mismas croquetas o alimento que un perro adulto, les puede lastimar los dientes y no obtener los nutrientes que necesitan para crecer. Es por eso que debes estar consiente que un bebé necesita alimento especial y que además los perros se desarrollan de forma diferente dependiendo del tamaño de la raza: una raza pequeña se desarrolla más rápido que una grande, por lo que un chihuahua puede comer comida de adulto antes que un gran danés.

4. Necesitan mucha atención
Los cachorros necesitan horas exactas para ir al baño, ser alimentados de 3 a 4 veces al día, estar entretenidos todo el día; básicamente tendrás el mismo tiempo cómo al tener a un recién nacido en casa.

5. Entrenar a tu cachorro es cosa de paciencia
Los cachorros aprenden rápido a ser entrenados en casa, incluso en semanas. Pero al ser tan pequeños olvidan rápidamente las lecciones, sin embargo siempre es mejor entrenarlos desde pequeños para que de adultos tengan presentes sus lecciones.

6. Van a malacostumbrar a tus perros grandes
Los perros adultos son más tranquilos, suelen ser más educados y cómo comportarse… hasta que llega un bebé que los vuelve locos y los hace sentirse pequeños de nuevo; es entonces cuando un perro viejo debe aprender trucos nuevos

7. Tus niños pequeños pueden no ser buenos padres
Muchas veces los papás creen que por tener hijos muy pequeños es buena idea tener cachorros; al poco tiempo descubren que no es así. Si tienes niños pequeños, lo mejor es esperar a que lleguen a una edad en la que sean responsables de un cachorro, al final también es una vida a la que cuidar.

8. Hasta que crezcan serán buenos gym partners
Si esperabas que tu cachorro se volviera tu compañero para correr todas las mañanas, tendrás que esperar unos meses. Cuando son cachorros si hacen ejercicio pero usualmente solo se tiran, giran, corren en circulo o cualquier cosa menos seguir tu paso; pero no te preocupes eventualmente será tu mejor gym partner.

9. Son más fieles a largo plazo
A veces cuando los cachorros crecen cambian de personalidad, pero eso no significa que ya no te quieran o que sean menos leales. Entre más jóvenes llegan a casa más acostumbrados están a se parte de la familia, por lo que te llegan a ver como una figura paterna y te necesitan más de lo que tú crees.

10. Siempre alegra más un cachorro en casa
Podrán ser un torbellino de locuras, pero un cachorro siempre alegra los días además de que son las criaturitas más tiernas que pueden haber. Si has o tienes un cachorro no dudes en ponernos en los comentarios tus experiencias.

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios