Un alimento debe estar bien almacenado para conservar todas sus propiedades y que tu perro lo consuma sin ninguna repercusión. Una pregunta que nos hacen mucho al comprar alimento es ¿Cómo puedo mantener fresca la comida de mi perro?

Por ello decidimos crear una lista con los 5 errores más comunes que debes evitar al almacenar el alimento de tu perro.

 

1. No expongas el alimento al aire

Las bolsas de alimento vienen en un empaque sellado con la finalidad de evitar la exposición al aire, ya que ambos factores aceleran la degradación de los alimentos incrementando la posibilidad de descomposición y aparición de salmonela.

 

2. No expongas el alimento a la luz solar

La exposición de la bolsa de a la luz solar puede elevar la temperatura y la humedad natural en el interior del empaque, por lo que aumenta las posibilidades de descomponerse y en aquellos empaques cerrados al alto vacío puede ocasionar su explosión.

 

package

3. No tires el empaque original

Los empaques de los alimentos Premium para perro están diseñados para mantener la frescura del alimento durante el mayor tiempo posible. Además, tendrás presente en todo momento la fecha de caducidad para evitar darle comida caduca a tu perro.

 

4. No guardes alimento caduco

Mucha gente conserva el alimento incluso después de haber caducado porque aún tiene mucho. Si bien es cierto, la fecha de caducidad da un margen de un par de días, lo mejor es calcular bien la cantidad de alimento que consumirá tu perro para evitar que te quedes con mucho alimento y que evidentemente ya no le darás al canino.

 

5. No mezcles alimento viejo con alimento nuevo

Tal vez has considerado alguna vez vaciar lo que queda del alimento que se acabó a la bolsa nueva. Pues no lo hagas. Es posible que si el alimento ya no está en condiciones óptimas para su consumo, contamine la nueva bolsa poniendo en riesgo a tu perro.

 

Almacenadores de alimento: ¿Qué son y por qué ayudan?

Un almacenador de alimento es un contenedor que sin duda se convertirá en tu mejor amigo si de conservar la frescura e integridad del alimento de tu perro se trata. Pero ¿por qué?

 

Los almacenadores de alimento se cierran herméticamente, por lo que el alimento se mantiene fresco y libre de cualquier factor que pueda comprometer la calidad del alimento de tu perro.

Además, ocupan un espacio relativamente pequeño que ayuda a mantener el orden del área donde se coloca, hay unos que incluso se pueden apilar.

 

Otra ventaja es que son resistentes a la intemperie, por lo que son ideales para interiores y exteriores.

 

¿Ya tienes un almacenador? Puedes encontrar los mejores aquí

 

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios