Los problemas en la piel de los perros representan casi 25% de las visitas al veterinario. Conoce algunos de los problemas más comunes que le causan comezón a tu perro, y aprende que puedes hacer para mantener su piel sana.

001_pulgas

Pulgas

Mientras que las picaduras de pulgas causan  irritación, los perros con una verdadera alergia a las pulgas son hipersensibles. Una mordedura puede ser suficiente para causar un ataque de comezón. Las pulgas pueden ser un desafío para manejar, pero recuerda que puedes elegir entre collares, cepillos, pipetas, pomadas, tabletas y repelentes anti pulgas.

002_alergiaAmbientalAlergia ambiental

Los alérgenos pueden ser respirados, como polen o ácaros; O se absorbe directamente a través de la piel, como sucede a veces con el pasto. La atopia es un reto que se debe controlar. Consulta a tu veterinario ya que se peludo pueden llegar a necesitar inyecciones o medicamentos para mantenerlo saludable durante la temporada de alergias.

003_alimenticia

Alergias alimenticias

Las alergias alimentarias suelen ser desencadenadas por una reacción de hipersensibilidad a una proteína que el cuerpo identifica erróneamente como una amenaza. La orientación del veterinario es esencial para identificar una alergia a los alimentos. Lo más recomendable es elegir alimentos hipoalergénicos, diseñados especialmente para el manejo nutricional de este tipo de de alergias.

004_llagas

Llagas

Otras causas de la comezón en la piel son los parásitos externos tales como ácaros e infecciones bacterianas. La dermatitis húmeda, se ve a menudo en perros y pueden propagarse muy rápidamente. Si detectas algún tipo de llagas rojas utiliza pomada que puede ayudar en estas situaciones y no olvides contactar a tu veterinario.

005_pelona

Pérdida y resequedad en el pelaje

Debes estar atento a la pérdida excesiva de pelaje, resequedad y mucho cabello muerto. Los perros con piel seca o con una capa opaca, por ejemplo, a menudo mejoran con dietas o suplementos que contienen niveles optimizados de ácidos grasos omega-3 y omega-6. Éstos a menudo son procedentes de aceite de pescado y juegan un papel importante en la reducción de la inflamación.

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios