Los perros son animales territoriales por naturaleza, por esta razón no es de sorprenderse que algunos perros ladren cuando alguien llega a su hogar. Ellos tienen éste comportamiento con el objetivo de alertarte y, al mismo tiempo de alertar al posible intruso o visitante de que su presencia no ha pasado por desapercibida. Es importante señalar que este comportamiento es característico de los perros, por lo que no lo debes de tomar como un problema de conducta.

Sin embargo, si tu perro le ladra a cualquier ruido de forma excesiva y compulsiva, existe el riesgo de crear problemas de coexistencia con otros residentes. Este comportamiento causa que tu perro experimente altos niveles de estrés y ansiedad.

Enseñarle a tu perro a no ladrar cuando suena el timbre es un proceso simple y sencillo, pero requiere perseverancia, dedicación y mucho tiempo.

¿Cómo lograr que tu perro no ladre?

  1. Pídele a un amigo o familiar que esté a fuera de la puerta y toque el timbre cuando se lo pides.

Puedes usar el teléfono para coordinar cuando debe de tocar. No debes de abrir la puerta o dejar que alguien entre, el objetivo es que el timbre se convierta en un estimulo neutral para tu perro. Por este motivo, el sonido de el timbre no debe ser precedente a la llegada de alguna persona, sino el puro sonido del ambiente.

  1. Cuando tu perro ladre, ignóralo completamente, aunque te moleste.
  1. Repite este proceso, las veces que sea necesario hasta que el perro no ladre, entonces felicítalo con un click, un premio o un “bien hecho”. Es muy importante que seas muy rápido, así tu perro no se distraerá y entenderá bien que el click, el premio o el “bien hecho” solo sucede cuando no ladra porque el timbre sonó.
  1. Puede ser que tu perro necesite entre 10 y 30 repeticiones antes de entender y hacer la correcta asociación, por lo que deberás de ser muy paciente.
  1. Repite este proceso diario, en cuanto tu perro deje de ladrar al 100%, repite estos pasos, pero ahora comienza a trabajar con visitantes. Después alterna las visitas reales con solo el sonido del timbre sin nadie que entre.

Algo que es muy útil y sin duda de puede ayudar a recortar el tiempo y proceso de entrenamiento son los sistemas electrónicos anti ladridos. Cuando las cuerdas vocales de tu perro vibran, Estos emiten un sonido ultrasónico que no es agradable para tu perro, por lo que tu perro asociará sus ladridos a esta molestia y poco a poco dejará de hacerlo. También los hay de pared así que podrás colocar uno cerca de la puerta donde ladra tu perro y te facilitará este proceso.

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios