Se va el calor extremo y empiezan las lluvias que preceden al frío invernal. Estos cambios pueden afectarnos tanto a nosotros como a nuestros perros.

Con la llegada del otoño no solo caen las hojas de los árboles, también cae el pelo de nuestros amigos cuadrúpedos, es la preparación para el frío de invierno. Dejan el pelo suave y ligero para dar paso al pelaje robusto, grueso y caliente que los protegerá del frío.

Otro cambio en la temporada es la llegada de las lluvias y los vientos fríos. Esta es una época de cambio y debemos estar preparados.

  1. Revisa que el cepillo o la carda de tu perro esté en buenas condiciones porque necesitas empezar a cepillarlo para ayudar a que caiga todo el pelo muerto.
  2. Ten junto a la puerta una toalla súper absorbente para secar sus patas cuando vuelvan a casa y se haya mojado, porque si le queda humedad (porque caminaron bajo la lluvia o sobre el pavimento mojado) le pueden salir hongos en los cojinetes o le pueden salir yagas.
  3. No reduzcas los paseos, acaban de terminar las vacaciones y pasaron mucho tiempo juntos, el proceso de separación para volver a las rutinas normales de escuela, trabajo y vida cotidiana puede ser mucho para tu peludo, los paseos le ayudan a no sentirte lejos.
  4. No los dejes al aire libre, la lluvia y los vientos fríos pueden provocar resfriados en tu peludo.
  5. Llévalo al veterinario para que le haga una revisión de rutina y revise si es necesario darle algún tipo de vitaminas o tratamiento especial para evitar algunas de las enfermedades que pueden tener en invierno, esta es la época de prevenir.
  6. No está de más que tengan un suéter listo por si la temperatura baja demasiado.
  7. Aleja su cama de corrientes de aire para que no pase frío en la noche.
  8. Pon atención después de las lluvias para que no haya depósitos de agua estancada a su alcance. Si la llegan a beber pueden ingerir parásitos o bien, estos depósitos son los criaderos de insectos más fructíferos en esta época y un dolor de cabeza para ellos y nosotros.

Siempre pon atención al estado de ánimo de tu perro, cualquier cambio brusco puede indicar que algo no está bien. Llévalo al veterinario.

Disfruten de esta bella época que encuadra muchos festejos y mucha diversión.

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios