El clima frío puede causar en tu perro resequedad, caspa, hipotermia, e incluso lesiones en las  patas. Sin embargo, es importante no dejar que tu perro no haga ejercicio estos días tan fríos. Con cuidados simples y básicos puedes seguir haciendo ejercicio con tu perro durante invierno. Existen muchísimas actividades que pueden incorporar a perros, desde caminar, correr, ir de excursión o hacer yoga. Te mostramos 6 formas seguras para ejercitarte con tu perrito aunque este haciendo mucho frío.


 

Cambia el Yoga por el Doga

Caucasian woman and dog doing yoga stretching backs

En doga, compartes posturas, meditación, masajes, relajación y flexibilidad con tu perro. Además de todos los beneficios de una clase de yoga regular, doga también proporciona una profunda experiencia de vinculación entre el dueño y el perro. Estar en un estado de yoga te ayudará a conectarte con tu perrito. Puedes leer aquí un poco más sobre el Doga.


 

Aumenta la intensidad de los paseos

walkie

Caminar con correa es uno de los ejercicios más sencillos y comunes. Para quemar un poco más de calorías y hacer que tu perrito se mantenga caliente te recomendamos aumentar la intensidad. Algunos tips que puedes aplicar son subir y bajar colinas, variar su velocidad y diversificar el terreno, hacer círculos, zigzaguear, caminar sobre ramas o piedras,  o convertir tu paseo en una carrera de obstáculos. Esto no solo ayudará a quemar calorías, sino que también ayudará a quemar grasa y aumentar la resistencia y entretener más a tu perrito. Asegúrate de mantener un ritmo agradable y rápido durante todo el paseo pero más intenso de lo normal para que tu perro mantenga la temperatura.


Utiliza las escaleras en tu casa

dog-hates-stairs-BF0505-001-resized-56a26a793df78cf772755e08

Si hace demasiado frío afuera, puedes subir y bajar escaleras en tu casa con tu perrito. Puedes trabajar sin correa, y puedes agregar a una persona adicional para colocarse en la parte superior de las escaleras y otra en la parte inferior. Practica llamar a tu perro de un lado a otro, dándole premios ocasionalmente. Si prefieres usar una correa, puedes hacerlo caminando hacia arriba y abajo de manera lenta y controlada.


Fortalece sus músculos en tu casa

10

Haz que tu perro se siente y se pare repetidamente. Esto hace que ejercite los isquiotibiales y los glúteos. Puedes hacer esto más difícil haciendo que tu perro coloque sus patas delanteras sobre una superficie elevada, como una silla. De esta manera se ejercitan también los músculos de los hombros. Si tu perro es pequeño también puedes hacerlo cruzar tus piernas un par de veces.


Nada con tu perro en una alberca techada

Smiley woman playing with fun and training golden retriever puppy in swimming pool - jump and dive underwater to retrieve stone. Active games with family pets and popular dog breeds like a companion.

La natación es excelente para la función cardiovascular y es buena para las articulaciones. Hay muchas razas de perro que son excelentes en el agua. En el frío puedes seguir nadando con tu perro si la alberca esta techada. Los perros nuevos en la natación frecuentemente comienzan y se vuelven mejores. Recuerda que los perros siempre deben ser monitoreados de cerca cuando están en el agua y es necesario darles su tiempo de aprendizaje y no presiónalos.


Utiliza  una caminadora

canine-treadmill

Las caminadoras pueden ofrecer versatilidad y estimulación. Cuando tu perro está en una caminadora, debe usar la concentración mental para mantener el equilibrio y la coordinación. Algunas precauciones antes de comenzar: Siempre comienza lentamente y dale oportunidad de acostumbrarse. Las caminadoras hechas específicamente para perros son las mejores para las necesidades de un perro. Recuerda considerar el tamaño de tu perro y la longitud de la cinta de la cinta de correr.


Deja que jueguen a con su comida

Northmate-Green-Slow-Feeder-Dog-Bowl-resized

A los perros les encanta investigar y descubrir nuevas cosas. Puedes cambiar su hora de comer por un divertido juego. En lugar de darle de comer, puedes esconder porciones de croquetas alrededor de la casa y ayudarlo a encontrarlas. Esto se convertirá en un perfecto trabajo de investigación para tu perrito. Recuerda que también puedes utilizar comedores lentos, estos son platos que ayudan a que tu perro no coma rápido. Estos platos tienen obstáculos que lo obligan a prolongar el tiempo en el que se acabe las croquetas y reduce el riesgo de que se ahogue o se atragante. El resultado es un perro más saludable y más feliz.

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios