A veces el bañar a nuestros peludos se puede convertir en una tarea difícil, esto es porque nuestros dueños a veces no están preparados con los elementos necesarios o porque no se siguen los pasos correctos.

blog3

En esta ocasión me gustaría compartir con ustedes una guía muy sencilla con tips que harán de esta actividad una tarea muy fácil y divertida, tanto como para ti como para tu peludo!!

Debes bañar a tu peludo periódicamente para mantener su higiene y la de tu hogar, la frecuencia con la que se debe hacer depende del tipo de pelo de tu perro, la piel y también de cuánto tiempo pasa fuera de tu casa, pero no es aconsejable hacerlo con demasiada frecuencia porque esto podría ser causa de que disminuya la grasa natural de tu peludo, si lo cepillas habitualmente será más que suficiente para que no necesite de un baño tan seguido. Idealmente a un perro saludable sólo es necesario bañarlo una vez al mes al menos que esté muy sucio o huela feo. Por otro lado, a un perro con problemas con la piel es necesario bañarlo con más frecuencia – cada dos semanas.

Bañando a tu perro

Para empezar es muy importante que el área en donde vas a bañar a tu peludo sea la adecuada y esté preparada para que sea lo menos estresante para tu peludo. Si eres afortunado y cuentas con un lugar al aire libre como un jardín o patio para bañar a tu peludo, no dudes en hacerlo en esa área, de lo contrario también es recomendable que el baño se haga en un lugar cerrado, y más en épocas de frío, como la regadera o la tina del baño. En ocasiones es necesario mantener atado a tu peludo, con una correa por ejemplo, para que no trate de salir del área de bañado y haga un desastre en el resto de la casa.

 Ya que has elegido el área que mejor se acomoda para ti y tu peludo, es importante que tengas a la mano todos los instrumentos que necesitarás a la hora del baño, ya que mucha de la energía que inviertas estará enfocada en mantener relajado y tranquilo a tu peludo y no debes perder tiempo en buscar las cosas que usarás.

Antes de empezar puedes utilizar una toallita húmeda para perro para quitar el exceso de tierra, polvo y suciedad de tu peludo, también cepillalo para remover el pelo muerto y que así el proceso del baño sea más fácil aún.

                                                         PETS_0803_dog_bath

 

Ya que tienes todos los elementos preparados, debes probar la temperatura del agua, no es bueno que el agua sea demasiado fría o demasiado caliente, debe ser tibia, si nos bañan con agua muy caliente puede dañar nuestra piel, además de que el cambio brusco de temperaturas nos puede ocasionar un resfriado y enfermarnos. Ya que hayas encontrado la temperatura perfecta, empieza mojando a tu peludo desde el cuello hasta la cola, deja la cabeza hasta el final. otro tip que te doy es que no uses directamente una manguera, hay que cuidar el ambiente y utilizar una cubeta o recipiente para vaciar el agua es muy buena idea.

 No a todos los perros les gusta el agua, por lo que hay que intentar que sea una experiencia agradable para nosotros, el proceso de bañar a tu peludo no debe ser brusco ni tallar su piel y pelo, debe ser más como un masaje, dejar que el perro se aclimate al agua y que su pelaje se moje poco a poco. Ya que tu peludo esta mojado, debes aplicar el shampoo para perro, antes del baño es recomendable que hayas elegido un shampoo especial para las necesidades de tu perro, ya sea tu tipo de pelo, color, etc., será una tarea sencilla ya que existe una gran variedad de shampoos para nosotros. La aplicación de shampoo se recomienda que se haga de la cola hacia arriba, avanzando poco a poco hasta la cabeza, evitando el contacto directo con los ojos para no lastimarlo.

La cantidad que usarás depende del tamaño del perro y de lo largo de su pelo, no apliques mucho shampoo, siempre es mejor que al inicio apliques una pequeña cantidad, ya que si es abundante te costará mucho trabajo enjuagarlo.

La aplicación de shampoo se recomienda que se haga de la cola hacia arriba, avanzando poco a poco hasta la cabeza, evitando el contacto directo con los ojos para no lastimarlo y que tampoco entre al conducto auditivo, las ojeras y las orejas podrás limpiarlas después. No Olvides lavar bien sus patitas y por entre las almohadillas y dedos.

      oscar1  britney1

 

El enjuague es un paso muy importante, el pelaje de tu peludo debe quedar totalmente libre de shampoo, ya que de lo contrario tu peludo puede sufrir de comezón y ardor. Si todavía quedan residuos notarás que el agua corre suave y libremente sobre su pelo.

 Antes de tomar una toallla para perro para secarlo, deja que se sacuda, cuando los peludos estamos mojados sentimos la necesidad de sacudirnos, seguro ya lo has notado antes. Ya que se haya sacudido puedes usar una toalla para eliminar el exceso de agua en su pelaje.  También puedes utilizar una secadora de pelo si tu peludo te lo permite, el aire debe estar a temperatura normal, y debe de estar alejada por lo menos 30 centímetros del cuerpo de tu peludo para evitar que se reseque su piel, y muy importante: no la pases cerca de sus oídos.

Para terminar no olvides darle una recompensa a tu perro al finalizar todo el proceso del baño, asegúrate de tener sus premios favoritos a la mano para recompensarlo y motivarlo cuando se porte bien durante el baño, así va a aprender poco a poco que bañarse no es tan malo como pensaba y le tomará el gusto, no es bueno que lo obligues o le grites, y mucho menos que le pegues, ya que de esta forma solo le dará más miedo y será más difícil hacerlo.

                                            marshmallow1

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios