Todos sabemos que el perro es el mejor amigo del hombre, pero también es un gran terapeuta.

Un perro tiene la capacidad de ayudar a personas con distintos tipos de enfermedades de múltiples maneras. Ya sea calmando algún tipo de ansiedad o detectando alguna enfermedad tu perro puede ser la mejor terapia para ti. ¿Cómo?

 

1. Perros guía para invidentes

g-dog-sf72

 

También se llama perros guía, estos caninos están capacitados para guiar a sus propietarios con seguridad evitando obstáculos en su camino. También tienen la capacidad de desarrollar “inteligencia de desobediencia”, lo que significa que saben a desobedecer órdenes inseguras (por ejemplo: guiar a su dueño en medio de una calle muy transitada). Los perros guía tienen que tener buenos modales situaciones como viajar transporte o visitar lugares muy concurridos como centros comerciales o restaurantes. También deben ser hábiles para mantenerse enfocados y evitar reaccionar ante las distracciones.

 

2. Perros de apoyo a la sordera

_58873420_jex_1339872_de29-1

En casa, estos perros están entrenados para alertar a sus dueños con alguna deficiencia auditiva a los ruidos domésticos que son necesarios para vivir de manera segura en el día a día. Ellos hacen contacto físico con sus dueños y los conducen al origen del sonido. Los perros auditivos proporcionan a sus propietarios sordos un grado de libertad e independencia que por sí mismos no tienen.

En público, los perros auditivos proporcionan a sus propietarios una mayor conciencia de su entorno. Las personas sordas aprenden a prestar atención a las reacciones de su perro y tomar señales de él. Si el perro se detiene de repente o se vuelve a mirar algo, es natural que su dueño haga lo mismo.

 

3. Perros asistentes para problemas de movilidad

????????????????????????????????????

Los perros entrenados para asistir a personas con problemas de movilidad realizan una gran variedad de tareas para ayudar a sus amigos humanos, por ejemplo, pueden pulsar el botón para abrir las puertas automáticas, recoger objetos que se hayan caído, y llevando objetos al alcance de la persona. Hay perros que incluso son entrenados para ayudar a personas en silla de ruedas a tirar de la silla por una rampa en caso de ser necesario.

 

4. Perros de terapia

therapy-dogs

Los perros de terapia son, compañeros tranquilos que ayudan de diferentes formas. Dependiendo de su asignación para el día, sus actividades van desde sentarse o acostarse en silencio mientras es acariciado o escuchar una historia de algún residente de un hogar de ancianos. Otro día, pueden ir a la escuela para ayudar a los niños a aprender sobre cómo tratar de manera adecuada a los animales, o sentarse junto a ellos mientras mejoran sus habilidades de lectura.

Los perros de terapia trabajan con niños discapacitados o autistas, y en los hospitales, incluyendo la sala de emergencias, donde los niveles de estrés son altos.

 

5. Perros para diabéticos

image

Los perros que ayudan a personas diabéticas trabajan principalmente con personas con diabetes tipo 1, que por lo general experimentan “hipoglucemia asintomática”, que es una condición en la que no sienten que su azúcar en la sangre está bajando rápidamente o es peligrosamente baja hasta que tengan síntomas como calambres en el estómago, náuseas, mareos, e incluso convulsiones.

Estos perros aprenden a reconocer los síntomas de los niveles bajos de azúcar en la sangre y alertar a sus dueños a tiempo para evitar una emergencia médica. Estos perros especialmente entrenados a menudo son capaces de ayudar a las personas con diabetes tipo 1 a llevar una vida normal y activa.

 

6. Perros para personas con convulsiones

seizure-alert-dog

Los perros de alerta de convulsiones advierten a sus propietarios momentos antes de sufrir convulsiones inminentes o incluso horas antes de que la persona presente algún síntoma. Por ejemplo, un perro puede ser entrenado para ladrar y alertar a su dueño para que este tenga tiempo para sentarse o acostarse antes de que ocurra la convulsión.

Las características más importantes para que un perro pueda ayudar a estas personas son una extrema sensibilidad a las emociones y sentimientos humanos. Ellos deben ser capaces tanto de observar como de responder a la conducta de su propietario.

 

7. Perros de asistencia en enfermedades mentales

pet_therapy_3

Estos perros ayudan a las personas con trastorno de estrés postraumático (TEPT), trastorno de ansiedad aguda, trastorno de pánico, agorafobia, trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), trastornos de ansiedad generalizada, trastornos del estado de ánimo, el síndrome de Asperger y los trastornos del espectro autista.

Los perros de asistencia para la salud mental ayudan a sus propietarios tanto en casa como en lugares públicos. Ellos pueden ayudar a recordar a su amigo humano que es tiempo de tomar la medicina, despertarlo a tiempo para ir a la escuela o al trabajo, y hacer frente a la sobrecarga emocional. También proporcionan un escudo en multitudes mediante la creación de una barrera física, y ayudan a eliminar los flashbacks al traer a su propietario de vuelta al aquí y ahora.

 

Además de la alegría que aportan día a día, los perros pueden ayudar increíblemente a personas con algún tipo de problema de salud. Por eso los amamos a todos.

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios