¿Te ha llegado a pasar que tu peludo no deja de sacudir la cabeza? Probablemente si, es más común de lo que creemos y normalmente no significa más que una pequeña molestia que se les quita rápido, sin embargo si tu peludo empieza agitar la cabeza constantemente significa que necesitas investigar que ocurre.

imagen por Carli Davidson 

Otitis

Existen muchas razones por las que un perro puede mover la cabeza, usualmente las razas de perros que tienen mucho pelo, o muy largo, producen cerumen de más; así a largo plazo pueden generar una otitis; en estos casos te recomendamos depilarle el conducto auditivo. Esto también pasa con los perros que tienen la piel y pelo muy grasoso; esto se llama seborrea y los peludos que tienden a tener esta situación tienden a tener afecciones por el cerumen en los oídos. Otras veces, ocurre que nuestro peludo hizo un movimiento muy brusco con la cabeza y se llega a golpear las orejas contra el cráneo rompiendo algún vaso sanguíneo del pabellón auditivo, generando hematomas.

Alergia a algún alimento

Otro razón puede ser que tenga una infección o alergia, algunos cachorros resultan ser alérgicos a algún tipo de medicamento por lo que empiezan a generar una reacción alérgica que se va a los oídos, provocando que se vuelva el nido de infección para algunos hongos. En este caso es necesario que sea atendido inmediatamente por un veterinario, sobre todo para evitar cualquier percance como el que sea intervenido quirúrgicamente para limpiar la infección.

Objetos incrustados

A veces el motivo de que agiten mucho la cabeza es porque tienen un objeto incrustado en los canales auditivos. Esto suele pasar con las mascotas que viven en el jardín con maleza o con los niños pequeños, que entre travesuras y juegos, podrían meter algún objeto en el oído de nuestro peludo amigo. Esto produce un gran dolor a nuestros cachorros y tiene que ser atendido lo más pronto posible.

Recomendaciones e higiene

Para evitar cualquiera de las situaciones anteriores hay que estar siempre atentos a la higiene de nuestros peludos. Para limpiarle los oídos es recomendable usar algodón o alguna toallita especial que tenga la característica de adherir el cerumen y limpiar fácilmente el conducto. Si vamos a bañar a nuestro peludo hay que evitar que le entre agua a sus oídos, trata de tapárselos con algodones o con una gorra de baño.

Si el movimiento no es tan frecuente o solo mueve la cabeza ligeramente, no te preocupes, esto es porque los perros no siempre entienden lo que tratamos de decir así que inclinan y mueven sus orejas para entendernos mejor. Casi siempre pasa cuando nuestros perros inclinan un poco la cabeza de forma que nos parece tierna.

Entre más le pongas atención a la higiene ótica de tu peludo menos sorpresas negativas te llegaras a llevar y tu cachorro podrá tener una mejor calidad auditiva. También recuerda que un diagnostico temprano y correcto siempre es lo mejor para nuestros peludos, sobretodo en el oído que es una zona tan sensible para todos.

¿Te gustó? Compártelo

Comentarios

comentarios